Este sitio web utiliza cookies propias para ofrecer un mejor servicio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. ACEPTAR
Oftalmar

Cuidamos de ti ¡

D. Pedro Ruiz Fortes

Optometrista
Área de Optometría Clínica y Rehabilitación Visual
Dr Pedro Ruiz

Cirugía Plástica Ocular

Se entiende por tal la que preserva la integridad y mejora el aspecto de los párpados.

Los párpados recubren la superficie ocular protegiéndola de esta manera del medio externo. De manera inconsciente parpadeamos una vez aproximadamente cada 8 o 10 segundos extendiendo sobre la superficie ocular la película lagrimal que nutre la superficie del ojo a la vez que mejora la calidad visual. Si debido a alguna mala posición de los párpados éstos no contactan de manera apropiada sobre la superficie del ojo ésta función de protección de los párpados puede perderse apareciendo diversos síntomas según la alteración de los mismos.

Los “traumatismos palpebrales” que produzcan laceraciones y/o alteraciones anatómicas de los  mismos deben ser reparados de la manera más meticulosa posible. Si éste no es el caso podrían quedar cicatrices que producirán retracciones que impedirán la correcta función protectora de los párpados.

El “envejecimiento” progresivo de los párpados también hace posible la aparición de algunas alteraciones:

Ectropion palpebral: se trata de la caída hacia fuera de los párpados. Se produce casi exclusivamente en los párpados inferiores. Se debe al aumento de la laxitud del párpado. Este deja de contactar sobre la superficie del globo ocular. Cuando es incipiente lo primero que suele apreciarse es la separación del punto lagrimal inferior. En este caso (ectropion del area lagrimal) las lagrimas no alcanzan dicha vía de desagüe y se produce lagrimeo. Si no se corrige relativamente pronto se podría cerrar definitivamente la vía lagrimal. Cuando el ectropion es muy evolucionado se aprecia que éste está doblado hacia fuera y el ojo está muy enrojecido debido a que queda expuesto al medio ambiente.

Entropion palpebral: en este caso se produce una inversión o doblado hacia dentro del párpado. También se roduce casi en exclusiva en el párpado inferior.Las pestañas rozan la superficie del ojo produciendo molestias importantes. Clásicamente vemos que el paciente se estira el párpado inferior para recuperar su situación, pero tras el parpadeo vuelve a invertirse.

Ptosis palpebral: puede producirse en ambos párpados pro tiene más transcendencia cuando se produce en el párpado superior, ya que puede llegar a disminuir la visión por llegar a tapar el eje visual.

El paso del tiempo también produce la aparición de las popularmente llamadas “bolsas”, que aparecen debajo de los párpados inferiores debido a una laxitud en los tejidos y a una especie de herniación hacia fuera de la grasa orbitaria.

Dichas bolsas también pueden producirse en los párpados superiores (blefarocalasia) donde se apreciaría un exceso de piel que acentúa el pliegue natural de dicho párpado y produce sensación de pesadez. En algunos casos también se acompaña de herniación de la grasa orbitaria.

Otro apartado importante de la cirugía oculoplástica lo constituyen las “tumoraciones palpebrales”.

Las más frecuentes son las verrugas o papilomas. Suelen aparecer en el borde de los párpados y suelen ser muy pequeñitas de manera que se suele ser consciente de tenerlas. No revisten la menos importancia médica. Cuando por su tamaño son más aparentes pueden ser eliminadas habitualmente mediante crioterapia (congelación).

Puede haber quistes palpebrales, bien de contenido seroso o líquido o bien de contenido graso. Un caso especial por su frecuencia es el del llamado “chalacion” que se deriva de un orzuelo cuando éste no cura. Puede eliminarse mediante la inyección de corticoides de acción prolongada, pero lo mejor es tratar la causa, que es la blefaritis crónica o inflamación crónica del borde de los párpados, que es muy frecuente. Sólo en muy contadas ocasiones requiere de un procedimiento quirúrgico.

Caso especial es el de los carcinomas basocelulares o basaliomas, que son como unos nódulos o ulceraciones induradas que pueden aparecer en el borde de los párpados o en sus alrededores. Son típicos en personas mayores y se les supone relacionados con la exposición solar. Hay que extirparlos y analizar la pieza para saber si lo han sido en su totalidad pues si queda algo se produciría su recurrencia.


Icono destacado

PARA CUALQUIER INFORMACIÓN t: 965 269 108 m:663 878 421

  • Síguenos también en:
  • Oftalmar en facebook
  • Oftalmar en twitter
  • Oftalmar en youtube
Paginas web alicante
Oftalmar